Strict Standards: Declaration of SistemaRRHH::modificar_usuario() should be compatible with Sistema::modificar_usuario($user, $apellido, $nombre, $password, $user_ant) in /home/blogsdet/public_html/backend/include/SistemaRRHH.php on line 25

Strict Standards: Declaration of SistemaRRHH::nuevo_usuario() should be compatible with Sistema::nuevo_usuario($apellido, $nombre, $user, $password) in /home/blogsdet/public_html/backend/include/SistemaRRHH.php on line 25
Blogs de Tea y Deportea

Caracas es un desafío por la participación de la Policía Metropolitana en el 20 por ciento de delitos y por la alta tasa de homicidios registrados, con 118 cada cien mil habitantes. La Universidad Experimental de Seguridad de Venezuela se plantea renovar todas las fuerzas policiales en base a un enfoque civilista, preventivo y vinculado a la comunidad.

Bruno Sgarzini

Compartir: 

La profesora pasa por delante de los pupitres y nadie se levanta, ni nadie hace la venía. Todos se quedan callados y esperan que proponga algún tema de debate. Ella primero les pregunta cómo están y después les lee el poema No sé por qué piensas tú del cubano Nicolás Guillen: “No sé por qué piensas tú, soldado, que te odio yo, si somos la misma cosa yo, tú. Tu eres pobre, lo soy yo; soy de abajo, lo eres tú.”

 

Termina la lectura y Omar, futuro uniformado de la recién nacida Policía Nacional Bolivariana (PNB) de Venezuela, toma la palabra para trasladar en una idea lo que dice el poema: “Ser guardia no te da derecho a reprimir a tus pares. Si somos el pueblo por qué atacar al pueblo”. El resto de sus compañeros asienten y Lina, la encargada de la clase de Política, Sociedad y Socialismo, subraya: “Históricamente la instituciones de seguridad se centraron en detener al estereotipo de personas que reflejan al grueso de la población cuando la mayoría de sus integrantes provienen de esa clase”.

 

Así es en parte como funciona la Universidad Nacional Experimental de la Seguridad (UNES), encargada de formar a los futuros integrantes de la PNB, quién estará a cargo de delitos federales, y próximamente de preparar a los cuerpos de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas, Bomberos, Protección Civil, Penitenciarios y Transporte. Además, el resto de las entidades estatales y municipales deberán acoplarse a sus contenidos (Ver recuadro).

 

Este nuevo modelo para Pablo Fernández Blanco, integrante del cuerpo directivo y del equipo fundacional de la universidad, es: “Civilista, preventivo y vinculado a la comunidad. Los uniformados ahora deben actuar bajo un conjunto de ideas enmarcadas en el socialismo del siglo XXI centradas en el respeto a los derechos humanos, el servicio al pueblo y la profesionalidad. Hoy en día cerca del 80% de las víctimas de los delitos en Venezuela son de las clases bajas. Los que dicen que la policía no tiene ideología es porque son brutos o demagogos”.

 

Las materias van desde Seguridad, Derechos Humanos, Diversidad Cultural y Género hasta Uso progresivo de la fuerza y Uso progresivo de la fuerza potencialmente mortal. “Es necesario que los estudiantes sepan de dónde vienen y cuál es el contexto histórico en el que están, que tengan sus propias ideas, así que sepan cuándo utilizar sus armas. Que en vez de disparar ante el menor incidente, primero intenten manejar la situación a través del dialogo o de técnicas que resguarden la integridad física del ciudadano. Pero si en casos extremos con una intervención directa en la que se busque también preservar a terceros y no tirar por tirar cuando el delincuente se escapa entre medio de personas. La eficacia de este nuevo modelo no se mide por presos o por ladrones o asesinos abatidos sino por casos prevenidos”, describe Fernández Blanco.

 

 

Por otro lado, en un país donde se han denunciado “6422 de ejecuciones sumarias (ajusticiamientos) desde el año 2000 al 2009”, según la organización de derechos humanos Red de Apoyo por la Justicia y Paz, la tarea primordial de la UNES y de los organismos de seguridad venezolanos es reconstruir la imagen de la fuerza duramente deteriorada. El primer sitio donde serán puestos a prueba los nuevos uniformados es Caracas, una ciudad con 118 homicidios cada cien mil habitantes y en la que más del 60% de la población desconfía de la policía metropolitana.

 

La desconfianza generalizada también es alimentada debido a que, para los cálculos del Ministerio de Seguridad venezolano, los efectivos participan del 20% de los ilícitos que se cometen y en el pasado fueron los protagonistas de hacer de Venezuela el primer país en la región en desaparecer personas. Es por eso que Víctor, uno de los 3 mil estudiantes de la universidad que forman parte de la primera camada, indica que “algunos de sus amigos del barrio lo miraron como un bicho raro cuando les comentó acerca de la idea” y remarca, que a pesar de eso, saben “que la PNB es algo distinto”.

 

Para contrarrestar esto el documento fundacional de la UNES habla de que la formación “debe estar centrada en la dimensión ética universal del ser humano para tomar distancia de la idea policial constituida para favorecer a los intereses del mercado y justificar la visión de las clases acomodadas”. Esta visión, además, busca “que el efectivo sea un ejemplo en la función que les compete, lo que debe reflejarse tanto en la práctica, como en su discurso cotidiano”. También plantea una innovadora modalidad centrada en la cooperación con los concejos comunales en relación “a la detección de problemas y coordinación en temas de seguridad”.

 

El texto, por otro lado, hace referencia a que uno “de los temas más apremiantes para la sostenibilidad del sistema democrático en la región es: el control y reducción de la violencia”. Esto y el cambio de enfoque hacia uno preventivo y civilista se hacen “aún más urgentes cuando se vislumbra nuevamente en la región la tendencia a la militarización de la seguridad interna”. Esto involucra “al ejercito en funciones de mantenimiento del orden público, bajo la ya conocida justificación de la sensación de inseguridad que afecta a la población y la cuestionada efectividad de la institución policial”.

 

Mientras, en el aula, antes de salir a la calle, los 30 alumnos de Lina deben analizar la frase “la violencia y el delito son resultados de la exclusión y, a la vez, la profundizan”. Además se van con la tarea de buscar el significado de las palabras “democracia, cultura, participación, inclusión y socialismo”. Es que, según Fernández, esta “propuesta no debe estar del lado de la clase política y económica de turno sino del pueblo”.

 

 

De dónde viene y cómo se va aplicar.

 

La UNES fue creada después de un informe de la Comisión Nacional para la Reforma Policial (CONAREPOL), integrada por funcionarios policiales, organizaciones de derechos humanos y expertos nacionales e internaciones en la materia, que derivó en una de una nueva ley que regula a los organismos de seguridad. Está a cargo de formar para 2012 a 12 mil integrantes de la PNB y a todo su cuerpo.

 

Mientras tanto, las autoridades realizaron un concurso entre postulantes de otras fuerzas para poner en la calle a la PNB, basado en que no tuvieran antecedentes de abuso policial o de participación en delitos, así como en el paso por un curso intensivo de aprendizaje. Este grupo es de 4 mil personas.

 

Por otro lado, la UNES tiene otras sedes en cinco estados (Aragua, Zulia, Tachira, Lara, Anzoategui) donde los índices de criminalidad son los más altos del país y planea desplegarse en el resto del territorio venezolano. Fue puesta en marcha de manera provisoria hace más de un año en las ex oficinas de inteligencia de la policía, centro de torturas a presos políticos en otros tiempos, y tendrá como base a una ex comisaría, también conocida por ser un foco de la represión estatal.

 

Además, su manual de contenido, basado en la “educación critica y la pedagogía popular de Paulo Freire que asume la concientización como base de su hacer”, deberá ser adoptado como plan de estudio por el resto de las academias que formen a los futuros uniformados municipales y estatales. En tanto que los 80 mil efectivos que conforman las fuerzas de todo el país deberá tomar clases de actualización sobre los nuevos principios luego de pasar por una revisión de antecedentes de abuso y de participación en delitos.

 

La encargada de llevar adelante este plan es Soraya El Achkar, directora de la UNES e integrante del Consejo General de la Policía. La académica es la primera mujer en la región que dirige una universidad de policía, y es también una de las primeras en provenir de un organismo de defensa de los derechos humanos, ya que también es presidenta de la ONG Red de Apoyo por la Justicia y la Paz.

LINK al post original.



Palabras claves: Venezuela, Policía, UESV

Artículos relacionados

No se encontraron Blogs relacionados

No hay comentarios en este Articulo



TU COMENTARIO

IMPORTANTE: Los comentarios son moderados y no se publicarán inmediatamente, no republique si no los ve. Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y no representan necesariamente la opinión de Blogsdeteaydeportea.com. Todos los comentarios anónimos ofensivos o injuriosos serán borrados.


Nombre:
E-mail:
Comentario:
Validar:

Ultimos 10 Blogs
  • La Pelota No Dobla
  • Para Curiosos
  • Periodismo de fútbol internacional
  • Pensemos Fútbol
  • Buenos Aires Digital [Cultura+Arte]
  • Alternativos100.com
  • Plaza Vacía
  • El ruido en el hormiguero
  • Piramide sin invertir
  • Juez Cambio